DONATIVOS

“Gratuitamente lo recibisteis, dadlo gratuitamente.” Mt 10:8.

Por amor a la Santa Pobreza y para no ser un obstáculo a la extensión del Evangelio, las Consagradas no cobran, y nunca cobrarán, por sus misiones ni retiros.

El Padre Pablo solía decir, “¡El Evangelio no se vende!”

El Evangelio se regala, y Dios premia a los que lo comparten con total abandono.

Dependemos de la Divina Providencia confiando que Dios proveerá todo lo necesario a los que buscan primero Su Reino.

Si te gustaría colaborar con nuestra misión, sepa que tus donaciones irían directamente a las necesidades diarias de las Hermanas, sus estudios y gastos médicos. A través de su generosidad nos ayudarán a seguir llevando el Evangelio a los más pobres y abandonados donde quiera que Dios nos manda.

DONA A TRAVÉS DE NUESTRA CUENTA PAY PAL

Ponte en contacto.

Involúcrate en nuestro proyecto.

Con tu ayuda podremos seguir misionando.

US / México

10 + 1 =